Con Autobiography, el coreógrafo inglés celebra 25 años de carrera. Inicio de una verdadera introspección biológica ya que el ballet parte de la decodeo de su genoma. A partir de esta lectura, escribió 23 escenas que corresponden a los 23 pares de cromosomas, dentro de ellos 13 secuencias son elegidas por un algoritmo. Diez bailarines del Estudio Wayne McGregor celebran esta partición en el patio del Liceo Saint Joseph de Avignon, creado en Londres en 2017, Autobiography fue presentado en Avignon este mes de Julio.

Una estética clínica 

Al inicio, humo se derrama sobre la inmensa escena estriado de rayos blancos. El sonido minimalista de Jlin plantea una atmosfera tecnológica. Estamos adentro del átomo, de la micro-partícula. El sonido de onda agudas crepita produciendo movimientos fluidos y espasmódicos del solista. La luz dibuja formas geométricas creando micro espacios en la escena. Formando un techo tubular, una estructura serial de 7 por 4 triángulos resbala verticalmente.

Una articulación algorítmica 

Las escenas de introducción (nacimiento) y de conclusión (muerte) son fijas en todas las representaciones. El primero solo llamado “1 – Avatar”, lo baila Jacob O’Connell. Es fascinante de entrada. Después, otros bailarines lo alcanzan. La escena está partida en dos por la luz, de un lado, una pareja y del otro lado un grupo. Más allá de la velocidad de ejecución, los movimientos de Mc Gregor resplandecen por su fluidez, a veces contradictorios y sus contorsiones desconcertantes. Los bailarines resbalan sobre el suelo como si flotaran sobre el aire. El algoritmo elije “3 – (dis)equilibrium”. El sonido cambia de un bajo rápido hacia trance, luego, un maravilloso tablero rojo intenso para “19 – ageing” recuerda el interior de una matriz. Así suceden las figuras orgánicas hasta el ultima tablero “23 – choosing”.

A priori, un algoritmo redefine cada noche la conducta del espectáculo. La arquitectura de la pieza responde más a la lógica de una función matemática, sin alma. No importa, estamos encantados por la estética minimalista.

Cada movimiento es preciso y finamente definido adentro de un mundo celular que nos ofrece una experiencia sensorial única.

Laboratorio Mc Gregor 

Autobiography es el primer capítulo de una investigación llamada Living Archives. Como inicio, Wayne Mc Gregor hizo un test de ADN del cual pidió un análisis completo de su genoma en Cambridge y en Holanda. 3 billones de datos fueron sacados de este proceso como origen de la escritura artística. Nos hubiera gustado ver este ballet una segunda vez para comprobar que la delegación artística al algoritmo no es solo un discurso. Para llevar a cabo este deseo, tendremos que ir a Escocia, ya que después del festival de Avignon, Autobiography está programado en Aberdeen y en Dunde Rep.

 

lire l’article en français: https://emmademontmartre.wordpress.com/2019/07/22/mcgregor-fait-danser-son-adn/

🤓Emmanuelle Dauboin

🏄‍♂️Trendhunter Leonardo1452

📍Francia