Escucha nuestro podcast de La emancipación o seguido disfruta la lectura.

 

Hay un nuevo tema de conversación en cuanto a belleza se refiere: El Body Positivity. Es una postura que invita a aceptarnos y a querer nuestro cuerpo tal cual es y a no odiarnos por no parecernos a las celebridades o modelos que vemos en Instagram o cualquier medio pues casi todas son imágenes irreales. Algunos dirán: “Esta reflexión no es nueva” y es verdad, pero ahora, en un mundo que busca ser más incluyente y democrático en cuanto a estándares de belleza se refiere, la conversación toma nueva fuerza.

Hace unos días tuvimos de visita en México a Paty Soto , experta en estilo y belleza, famosa por su blog guapologia.com y también Trendhunter de Leonardo1452 en Los Ángeles, California que nos contaba:

Una de las tendencias más fuertes que estoy viendo que está permeando mucho en el público latino en otros países y que poco a poco va entrando a México y Sudamérica, es Body Positivity, esto significa que la idea, el mensaje constante es que no necesitas ser o parecer el modelo de belleza que se ha manejado por los últimos 40 años que es una persona que tiene una figura reloj de arena, que es super delgada en el caso de las mujeres, que tiene una cintura marcada, que tiene el abdomen marcado, que evidentemente se cuida mucho de lo que come y que de alguna manera se ve en control de su figura y de su imagen… y va por el otro lado, es decir, si quieres hacer eso está bien y si no quieres hacerlo está bien. Si tú te sientas cómoda con la forma en la que te ves, entonces vas a sentirte cómoda con el resto del mundo y con la forma en la que el resto del mundo te ve porque al final del día no importa cómo te vean los demás, porque la que tiene que vivir contigo (esto aplica también para hombres) eres tú mismo. Es volver a lo individual, lo que importa es lo que tú eres como persona y la extensión que es tu cuerpo y tu imagen, es sólo eso, una extensión que no te define.(Ve la entrevista completa en nuestro webinar)

Body Positivity ha recibido muchas críticas y hay quienes están seguros que sólo es un FAD (término para descubrir una moda pasajera con poca trascendencia) pues creen que hecha por la borda todo el esfuerzo realizado por gobiernos, empresas, especialistas de la salud, para despertar la conciencia que la obesidad es un problema de salud mundial y que los kilitos extras no están bien, que deben irse o aparecerán las enfermedades cardiovasculares.

La discusión se agita cada día más, pues los embajadores de Body Positivity se defienden al decir que ser delgado o tener un cuerpo musculoso no necesariamente es estar saludable, ni resuelve los problemas en la vida pues hay quienes después de muchas dietas y gimnasio lograron verse como querían pero siguen sintiendo vacíos en sus vidas.

Es una polémica con nueva fuerza porque en los años 90 nos dimos cuenta que perseguir un cuerpo como el de Kate Moss, ultra delgado, generaba trastornos como la anorexia y bulimia. Pero hubo un momento en que el arquetipo de cuerpo perfecto cambió. De pronto lo importante era ser musculoso y no flaco.

Incluso en Leonardo1452 nombramos “Fit is the New Skinny” a esa tendencia que definía un nuevo arquetipo de cuerpo que es el dominante de estos días. Los actuales modelos a seguir ya no son esqueléticos. Hoy comen de forma balanceada, incorporan súper alimentos a su dieta, están inscrito a los nuevos centros de fitness, van al spa regularmente, se hacen faciales y visitan al médico regularmente luciendo siempre espectaculares en sus fotos y videos. Pero la nueva forma de pensar es que ese nuevo “estilo de vida”, esa forma de ver el bienestar tan atado a la apariencia física, hace parecer que todo aquel que no se comporta así, es alguien descuidado, poco disciplinado y que no tiene amor propio. En pocas palabras, que es un desastre en su vida.

La salud y la belleza que por un tiempo asumimos ser sinónimos, que incluso los vimos unidos durante años en comerciales de televisión como una sola frase, “salud es belleza”, empiezan a separarse y las marcas deben saberlo.

Hoy ser saludable también es tener pensamientos positivos, sentirse entusiasmado con el quehacer del día, contento con el trabajo, la familia y los proyectos. Es tener una vida en constante movimiento y no estar necesariamente en una sesión intensa en el gimnasio. Las marcas que estén asociadas a la salud, deben incorporar estos elementos en sus estrategias para que cuando hablen de hacer ejercicio lo asocien al disfrute de hacerlo y no únicamente al resultado en el cuerpo.

Ashley Graham, una modelo con una talla de vestido 16, que muchos llamarían talla grande, publica ocasionalmente su rutina de ejercicio y en una foto agregaba: Yo no hago ejercicio para bajar de peso, hago ejercicio para estar sana, fuerte, firme y mantener mi mente despejada 

Hoy el cuerpo empieza a dejar de ser el escaparate de la salud y canvas de la felicidad. Como dice Lindsay Kite, cofundadora de la organización Beauty Redefined en Estados Unidos: We need to understand how we can move on and not only redefine beauty for ourselves in ways that are better for our health, but redefine health for ourselves in ways that have nothing to do with beauty. (No es sólo un tema de redefinir la belleza de una forma que sea bueno para nuestra salud, sino redefinir la salud de una forma que no está asociada a la belleza).

Body Positivity también deja ver que el significado de belleza está mutando. La nueva belleza está también en personas con discapacidades, con arrugas, transgénero, indígenas, no binarias, con cicatrices, ciborgs, etc. La invitación que desde Leonardo1452 le hacemos a las marcas, todas, no sólo las de salud, es que poco a poco vayan usando en los medios a personas que se parezcan a una población del Near Future Thinking o futuro cercano y no de 1980.

Dove, la marca de cuidado personal, lo entendió hace tiempo, pero hasta ahora empiezan a reaccionar otras empresas y organizaciones. Por ejemplo, la semana de la moda primavera-verano 2019 en Nueva York, ya fueron notoriamente diferentes los modelos que circularon por las pasarelas pues 2 de cada 5 modelos fueron de color. 54 modelos de tallas grandes aparecieron en 15 shows. Modelos no binarios y transgénero estuvieron en 52 shows y modelos de 50 años o mayores aparecieron en 27 eventos.

Las marcas que no empiecen a cambiar les vendrá la ola encima, tal como le está pasando a empresas como Victoria’s Secret, una marca que ha sido muy poco incluyente en las modelos que elige para sus pasarelas y que este año cerrará 53 tiendas en Norteamérica. Si las marcas no se adaptan tendrán de pronto otros competidores como Rihanna que lanzó su marca de lencería Savage x Fenty para todo tipo de cuerpos que antes podrían haberse considerado imperfectos.

 

En México encontramos a Nora y Rebeca, dos chicas súper jóvenes que crearon su propia marca de trajes de baño y ropa deportiva con este nuevo punto de vista sobre la belleza.

Así que ahora ya sabes lo que es Body Positivity y que no sólo es un tema de aceptar ser una talla grande, sino de que en el Near Future Thinking la salud, belleza y bienestar toman un nuevo significado.

Gaby Arriaga

Co-Founder Leonardo1452

¡No olvides suscribirte a nuestro Newsletter!